Mosquito

Cómo evitar picaduras al viajar a países tropicales

Hornet on an ivy-bud

A la hora de realizar un viaje de placer al exterior resulta más que recomendable tomar ciertas precauciones para preservar la salud, especialmente si las vacaciones se llevan a cabo en los calurosos meses de verano.

No sólo es fundamental cuidarse del sol, hidratarse, no sobrepasarse en las comidas, proteger los oídos y utilizar tanto indumentaria como calzado apropiado, sino que las picaduras de ciertos insectos también se constituyen auténticos enemigos de turistas en la época de asueto.

Es de suma importancia señalar que las picaduras son, por desgracia, una de las características del período estival. El inicio de la primavera trae consigo un incremento muy grande en la población de insectos, sin dejar de mencionar que la actividad al aire libre por parte de las personas también aumenta. Estos dos factores, en conjunto, traen como consecuencia que las picaduras sean una constante.

Los países tropicales se caracterizan por la presencia de insectos que pueden afectar a la gente de la mano de sus picaduras Es bueno señalar que todos los destinos del mundo tienen condiciones específicas a las cuales el visitante debe adaptarse mediante las medidas sanitarias pertinentes. Lo ideal es que los viajes sean placenteros, y no el motivo para que el turista trastorne su salud. A causa de esto, es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones para evitar la picadura de insectos en áreas tropicales.

Antes que nada, es esencial hacer referencia a que los países en cuestión disponen de unas condiciones climáticas particulares que los distinguen del resto de las regiones del mundo. Son sumamente cálidos, albergan tanto flora como fauna muy particular e incluso se distinguen porque la mayoría de ellos cuenta con condiciones económicas que se encuentran en el límite o por debajo de la línea de pobreza. Estos aspectos, en conjunto con factores sociales que fomentan el hacinamiento o ciertas costumbres étnicas, vuelven imprescindible para los visitantes la tarea de tomar algunas precauciones de carácter sanitario.

La región que vas a visitar tiene una gran relevancia a la hora de prevenir las picaduras, ya que no todos los lugares tienen las mismas condiciones sanitarias. Las vacunas resultan indispensables a la hora de concurrir a determinadas áreas tropicales, ya que en ellas es posible contraer enfermedades como la fiebre amarilla. Ésta es transmitida por los mosquitos Aedes, que pican también a ciertos monos que actúan de reservorio. Otra patología característica de estas zonas es el paludismo, para la cual se recomienda tomar la profilaxis antipalúdica. Este trastorno se contagia mediante las picaduras de la hembra del mosquito Anopleles.

Otros consejos están íntimamente vinculador con la precaución a la hora de andar por las áreas más cálidas y húmedas. En este caso es esencial el uso de lociones y ahuyentadores ultrasónicos para las legiones de mosquitos que abundan en estos sitios. También se recomienda suma discreción en aquellas zonas en donde es posible bañarse, tales como ríos y lagos, ya que allí es posible contraer algunas parasitosis que hacen su inoculación por vía trascutánea.

Además de todo esto, es bueno tener en mente que determinados insectos, como los mosquitos, avispas y abejas, pululan en lugares con agua dulce (ríos, estanques, bordes de piletas, etcétera) y también en ambientes en donde hay determinados olores (por ejemplo basureros). Asimismo, cabe señalar que generalmente se sienten atraídos por las ropas de colores vivos y los perfumes.

En conclusión, si vas a viajar a algún país tropical es esencial que te informes sobre las principales enfermedades allí para que puedas aplicarte las vacunas correspondientes. También utiliza lociones repelentes, usa mosquiteros en las ventanas de establecimiento en donde te alojes y toma muchas precauciones cuando te pongas en contacto con el agua o con rincones de mucha vegetación y humedad.